2017-10-12 08:10 Leo Messi Por: Ricard Cardona

El hat trick acerca a Messi a su sexto Balón de Oro

Las tuercas han cambiado en la votación para la distinción, que se entrega en pocas semanas.



Seguramente, Cristiano Ronaldo se las prometía muy felices cuando hace unos meses levantó una Champions con el Real Madrid que entendía como antesala de la revalidación de su Balón de Oro. A pesar de que el merengue no hizo absolutamente nada hasta las últimas eliminatorias -por no hablar de su decepcionante rendimiento en Liga y Copa-, la simple conquista del título le puso un escalón por delante en la lucha por la popular distinción. Sin embargo, en los últimos días las cosas han cambiado, y Leo Messi le ha dado la vuelta a la tortilla, hasta el punto de que su candidatura para alcanzar su sexta conquista es cada vez más sólida.

Una candidatura que ha terminado de tomar forma con la exhibición que hizo el pasado martes por la noche y que enmudeció incluso a sus críticos. Su hat-trick para salvar a una Argentina al límite y llevarla en volandas al Mundial siempre será recordada como un capítulo de oro y una hazaña sólo a la altura del mejor. En Barcelona, muchos no se han extrañado: hace semanas que está a un nivel asombroso, y lo demostró en encuentros importantes, como la victoria de Champions ante la Juventus.



El auge de Messi eclipsa a un Cristiano sin argumentos

Además, las cifras avalan al crack: es, de largo, el máximo goleador de Argentina, y por si fuera poco se ha convertido en el mayor anotador de las fases premundialistas en la CONMEBOL, superando a Luis Suárez y a Hernán Crespo.

Así, Messi cada vez gana más enteros para ganar un premio cuya votación acaba de empezar, y tiene la ocasión de darle a Cristiano de su propia medicina. En 2013 fue el portugués quien marcó tres goles en la repesca de Portugal para el Mundial de Brasil, y terminó ganando la distinción. Ahora, del portugués solo queda una sombra que eclispsa al jugador que fue en forma de protestas, agresiones y una falta de puntería que cada vez le deja más preocupado en su obsesión de alcanzar al argentino.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados