2017-10-08 18:10 Cristiano Ronaldo Por: Fede Peris

La soberbia lección de Cristiano Ronaldo a Messi con Portugal

Cristiano Ronaldo hizo con Portugal ante Andorra lo que Messi no fue capaz de conseguir con Argentina ante Perú.



"Cristiano Ronaldo nunca nos falla". Es el titular de portada de A Bola, el principal diario deportivo de Portugal. Una vez más, Cristiano Ronaldo salió al rescate de Portugal cuando se le empezaban a complicar las cosas ante Andorra para aclarar el camino de la selección lusa en dirección a la fase final del Mundial. Una nueva lección para Leo Messi, que sigue arrastrando a la otrora excelente selección de Argentina al abismo.

Fernando Santos, el seleccionador portugués, quiso reservar a Cristiano Ronaldo ante Andorra, para evitar una posible tarjeta amarilla que pudiera privarle de jugar el siguiente partido, ante Suiza en Lisboa, que será decisivo para la clasificación portuguesa. Pero tuvo que recurrir a él para desencallar un partido que con una hora de juego registraba un preocupante empate a cero. Cristiano salió, metió un gol y participó en el otro, devolviendo la tranquilidad a una selección que era un manojo de nervios. 



La comparación más sangrante Cristiano Ronaldo-Messi

Ha sido la respuesta de Cristiano Ronaldo a Leo Messi, que fue incapaz de conducir a su selección al triunfo ante la modesta Perú en casa, dejando muy complicada la clasificación de la albiceleste en el último partido de la fase clasificatoria de grupos. Messi es el líder absoluto de Argentina, quien ordena y manda. Incluso los seleccionadores, según cuenta la propia prensa argentina, se ven obligados a ceder a sus caprichos convocando a sus amigos para que sea feliz. El resultado de tanta contemplación es que Cristiano Ronaldo solo ha marcado casi tantos goles como toda la selección argentina en la fase clasificatoria del Mundial (15 a 16). Messi ha jugado 9 partidos en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia y ha marcado 4 goles. Cristiano Ronaldo ha jugado un partido menos, 8, y ha logrado 15 goles. Esa es la diferencia que separa al fenómeno del Barcelona del mejor futbolista del mundo. La comparación no puede ser más sangrante.
 

 

 



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados