2017-06-13 23:06 Cristiano Ronaldo Por: Fede Peris

¿Se esconderá una mano azulgrana detrás de la denuncia a Cristiano Ronaldo?

La presión mediática desde Barcelona ha sido brutal para que el peso de la Justicia cayera de plano sobre Cristiano Ronaldo.



¿Cómo era? ¿"Mano blanca"? ¿"Mano negra"? Con esta simpleza mató la prensa culé la decisión de la Fiscalía, la Abogacía del Estado y Hacienda de meter en vereda a Leo Messi por su fraude fiscal. La culpa era de una mano blanca. La culpa era del palco del Bernabéu. La culpa era de los hilos que se mueven en ese palco. La culpa era de cualquiera menos del defraudador. Así se entiende que Leo Messi saliera del juzgado ovacionado entre vítores por su gesta con el fraude a Hacienda.

Cristiano es inocente mientras no se demuestre lo contrario

Ahora le ha tocado el turno a Cristiano Ronaldo, quien por cierto es muestra muy poco preocupado por el asunto aunque desde Barcelona ya se han encargado de declararle culpable (o al menos que lo parezca) antes de ser juzgado. El crack portugués ha recibido la correspondiente denuncia y ahora deberá defenderse con su equipo de abogados para que la verdad resplandezca. Y entre tanto están de más las comparaciones con Leo Messi porque éste ya ha sido juzgado y sentenciado como culpable de un delito de fraude. Lo de Cristiano Ronaldo está por ver.



Y aquí no caeremos en la tentación de hablar de manos negras (en este caso azulgranas), aunque sí es cierto que desde los medios de comunicación que enarbolan la bandera culé se ha estado presionando en los últimos meses a las instituciones generando la necesaria alarma social para equiparar a Cristiano Ronaldo con Messi exigiendo una denuncia para el portugués. Y no han parado hasta que lo han conseguido. Cristiano Ronaldo ha pagado las consecuencias de este fuego cruzado. Existía necesidad por compensar el agravio y demostrar que no hay nada contra el Barça ni a favor del Real Madrid. Y con eso se ha encontrado Cristiano Ronaldo, como víctima de sus posibles propios errores y como víctima también de la presión mediática que se ha ejercido desde Barcelona para que el peso de la justicia cayera sobre él. 

Y mientras tanto, paciencia. Si es culpable, que pague. Pero no adelantamos acontecimientos. En este asunto Cristiano Ronaldo tiene todavía muchas cosas que decir.





Comenta con Facebook


Artículos Relacionados