Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
2017-05-28 13:05 Leo Messi Por: Fede Peris

El azote de Florentino Pérez: Leo Messi, 30 - Real Madrid, 14

El crack argentino ha ganado 20 de las 25 finales que ha disputado.



Con su victoria ante el Alavés, Leo Messi añade a su palmarés el título número 30 desde que debutó en el FC Barcelona en 2004. En ese mismo periodo de tiempo el Real Madrid de Florentino Pérez se ha quedado en sólo 14 títulos. Menos de la mitad de los que ha ganado el crack argentino defendiendo los colores blaugrana.

Messi es el único futbolista de la historia que puede presumir de haber ganado más títulos que años tiene. Junto con Iniesta suma ya 30 títulos. Y además puede presumir de haber anotado 26 goles en las 25 finales que ha disputado, lo que ofrece una idea de la influencia que tiene el crack argentino en el juego de su equipo. En sus 13 años como jugador del Barça sólo ha cerrado una temporada en blanco, sin títulos. Fue en 2007-08, la temporada de la autocomplacencia con Rijkaard en el banquillo y Laporta en la presidencia. Florentino Pérez, mientras tanto, ha sumado en ese tiempo seis temporadas en blanco y otras seis llevándose un solitario título a la boca. Messi se ha convertido en el azote del Real Madrid contra el que Florentino Pérez poco ha podido hacer, salvo gastar, gastar y gastar en fichajes millonarios.



Ha pintado la cara al Madrid con un sextete y dos tripletes

Lo cierto es que Leo Messi ha ido encadenando títulos y humillando al Real Madrid en todos estos años, con resultados como un 5-0, un 2-6 o un 0-4 que no han tenido respuesta blanca. Mientras tanto, ha ganado un sextete y dos tripletes, algo que en el Real Madrid no saben lo que es. Ni en el Real Madrid de Florentino ni en el de nadie.

Aunque a veces pueda no parecerlo, Messi no es un extraterrestre. Es humano y no siempre gana. Esto es fútbol,  un deporte en el que se gana, se empata y se pierde, aunque Messi domine mejor que nadie el verbo ganar. Aún así, en un año "perdedor" como el actual, acaba la temporada con uno de los tres títulos grandes, como máximo goleador de la Liga, la Copa y la Champions League (pendiente de que Cristiano Ronaldo no anote dos goles en la final) y ha vuelto a ganar la Bota de oro, por cuarta vez, el galardón que premia al máximo goleador europeo.

Messi no ha ganado la Champions League (tiene ya cuatro en su haber), ni la Liga. Pero el campeón de Liga no ha sabido demostrarle a Messi y su equipo que era mejor. Ni en los cara a cara de los clásicos, saldados a favor del Barcelona gracias al triunfo en el Bernabéu, ni en el balance de goles a favor y goles en contra, que también se decanta a favor del Barça de Messi. Goles que entran y no se conceden y decisiones polémicas de árbitros y comités han decantado la Liga hacia el Real Madrid. Y contra eso, Messi no siempre tiene respuesta. Una cosa es superar a los rivales y otra a los elementos. 








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados