2017-05-04 21:05 El Soplo Por: Administrador

Se aclara el futuro de Morata y James lejos del Real Madrid



Carlos Muñiz La suerte está echada en Londres, y también en Madrid. Diego Costa abandonará el Chelsea al término de la presente temporada, hará las maletas y se marchará al fútbol chino atendiendo una suculenta oferta del Tianjin Quanjin. Y el Chelsea de Roman Abramovic ya sabe lo que va a hacer con el dinero chino: comprar a Álvaro Morata y James Rodríguez. La oferta del Tianjin Quanjian chino que entrena Fabio Cannavaro era irrechazable: 90 millones de euros para el Chelsea y 30 millones anuales por temporada para el jugador. Ni el Chelsea ni Diego Costa se lo han pensado dos veces y han aceptado el negocio. Con el dinero fresco de la venta el Chelsea se apresta a reforzar su plantilla de cara a la próxima temporada, que será la de su regreso a la Champions League como campeón de la Premier League... si no media una hecatambe. Y, al margen de retener a sus otras estrellas (Hazard, por ejemplo), Antonio Conte, el técnico italiano de los blues, ha pedido encarecidamente a su presidente la contratación de los madridistas Álvaro Morata y de James Rodríguez, dos jugadores que no tienen hueco entre los titulares del Real Madrid y que en Stamford Bridge tendrían tratamiento de estrellas. El Chelsea destinaría los 90 millones que pagarán los chinos por Diego Costa a reforzar su equipo con las dos incorporaciones madridistas. Se trata de una cantidad muy interesante por dos suplentes que el Real Madrid valorará con cariño y mucha predisposición a aceptarla. La marcha de Morata quedaría cubierta en la plantilla blanca con Mariano, siempre en la recámara de Benzema, y Zidane considera que la baja de James no repercutiría de forma directa en el equipo porque Asensio e Isco pueden desarrollar sus funciones en el Real Madrid sin problemas y sin que el equipo acuse su ausencia.  
 



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados