2017-04-13 14:04 El Soplo Por: Administrador

Oído en el vestuario del Barça: "¡Qué bien se juega media hora contra diez"



Alfredo Vidal En sus grupos de whatsapp los jugadores del FC Barcelona han comentado con profusión de mensajes el partido que ayer disputó el Real Madrid en Múnich ante el Bayern. Uno de los comentarios más recurrentes se refiere a la media hora que el Real Madrid jugó contra diez jugadores. Hartos de la campaña de calumnias que desde Madrid ha organizado la prensa amiga de Florentino Pérez, con butaca asignada en el palco en donde se mueven los hilos, en torno a las expulsiones que se producen en los equipos que se enfrentan al Barça, algunos jugadores del FC Barcelona echaron de menos que esa misma prensa sumisa al poder del palco de los hilos no haya dedicado el más mínimo espacio para informar de que el Real Madrid sólo fue capaz de imponerse al Bayern Múnich cuando el árbitro dejó con diez jugadores al equipo alemán por dos tarjetas más que rigurosas a Javi Martínez.

El Real Madrid volvió a recibir una ayudita del árbitro

"Qué bien se juega contra diez", ha escrito en sus mensajes telefónicos un jugador del FC Barcelona, harto de que se cuestionen los éxitos del Barça reduciéndolos a penaltis y expulsiones que habitualmente son señalados porque se producen y lo merecen. Y les ha sorprendido, aunque a estas alturas de la película parezca imposible sorprenderse, de que la misma prensa que crucifica al Barça explicando que gana porque al rival le expulsan a un jugador, ahora calle la auténtica realidad de Munich, que el Madrid necesitó jugar con superioridad numérica para imponerse al Bayern. Lo que queda para la prensa sumisa es que el Real Madrid ganó en Múnich. Y, claro, no se preguntan por qué ganó el Real Madrid. Ni pueden hacerlo ni quieren.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados