2017-04-07 14:04 El Soplo Por: Administrador

Toda verdad sobre la amenaza de Zidane de dejar el Real Madrid



Carlos Muñiz De manera inesperada, Zinedine Zidane ha dejado caer en la rueda de prensa previa al derbi madrileño de mañana en el Bernabéu, que no existe una certeza total de que la temporada próxima siga en el Real Madrid.

Zidane no lo ha afirmado de manera categórica, pero en varias respuestas ha dejado entrever que existe la posibilidad de que la próxima temporada no siga siendo el entrenador del Real Madrid y ha preferido limitarse a contestar sobre el futuro inmediato, dejando la próxima temporada en el aire. Ha sido un aviso para navegantes. "No estoy seguro la próxima temporada, para nada", ha dicho. También ha asegurado que no prepara la pretemporada porque "en el Madrid nunca se sabe. Hasta el final de la temporada va a ser así. Luego, lo que va a pasar no lo sé. El próximo año será otra historia, seguro. No estoy seguro de estar la próxima temporada.



Yo sé lo que es entrenar el Madrid para bien o para mal. Yo estoy preparado para todo. Hasta  el último día que me quede aquí seré el entrenador. Por eso sólo me preocupa el partido de mañana. El resto... no sé lo que va a pasar".

El portavoz Pedrerol ofrece la versión de Florentino

Un incendio en toda regla que el Real Madrid se ha encargado de apagar rápidamente a través del portavoz en funciones de la directiva, Josep Pedrerol, que en su programa Jugones ha ofrecido la versión de Florentino Pérez: "Zidane seguirá siendo el entrenador del Real Madrid la próxima temporada. Tanto si lo gana todo como si no gana nada". Esa es la versión de la directiva que no coincide necesariamente con la de Zidane, que ya ha decidido de manera unilateral que si los resultados son adversos y termina la temporada en blanco dejará su trabajo como máximo responsable de la plantilla madridista. Zidane se ha puesto a prueba a sí mismo.

Sabe que su plantilla tiene potencial de sobras para ganar los dos títulos en juego, Liga y Champions League. Si no llegan ambos campeonatos, lo dejará, porque entenderá que no ha contado con el respaldo suficiente de sus jugadores. Y eso es lo que más le importa. Lo dejará diga lo que diga su amigo Florentino Pérez. Zidane es consciente de que debe tomar decisiones dolorosas, hacer limpieza en la plantilla para crear espacio a los fichajes que piensa realizar. Y no está dispuesto a poner en marcha ninguna revolución desde el fracaso.

Necesita el doblete para reforzar su posición, fundamentalmente ante la plantilla y, aunque a Florentino Pérez no tiene que convencerle de nada, también necesita el crédito de los triunfos de esta temporada para tomar en el futuro decisiones que puedan no gustar en las altas esferas del club. Como por ejemplo sacrificar a alguno de los integrantes de la BBC y a algún fichaje del que Florentino Pérez se siente muy orgulloso para llevar a buen puerto su proyecto. Zidane quiere seguir, pero ganándolo todo. La directiva quiere que siga, gane o pierda.

Fundamentalmente porque no hay recambio y la intención del club es hacer de Zidane un Ferguson que ocupe el banquillo del Bernabúu durante muchos años. Pero Zidane sabe que si este año, el de su confirmación, no llegan los éxitos, el ambiente puede estar muy viciado la próxima temporada, y él no quiere participar en lo que entiende que será un show mediático en el que será cuestionado a todas horas.  








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados