2017-01-26 10:01 Opinión Por: Administrador

¿La MSN dónde está... Dónde está la MSN?



Pedro Riaño Zidane y sus chicos han dejado a lo más florido de la Caverna madridista retratado hasta los tuétanos. Con la Felizidane lo han tapado todo hasta ahora. Convenía vender a Zidane como el nuevo Guardiola de Florentino aprovechando su flor y las ayudas arbitrales en la final de la Champions League. Y con eso llevan meses distrayendo al personal, que de eso se trata. Viven de ilusiones, de sueños gloriosos de futuro, de deseos que no se cumplen y que nada tienen que ver con la realidad. Por eso aprovechan una racha de tres partidos deficientes de Messi, Suárez y Neymar para organizar un concurso de cante entre los fieles palmeros de El Chiringuito para cantar eso de "¿La MSN dónde está... dónde está la MSN?" Y así son felices... e inasequibles al desaliento. Incluso después de dos derrotas seguidas del Real Madrid aún seguían cantando en el plantó, para vergüenza ajena, lo de la Felizidane. Y quien cantó anoche fue el Real Madrid. Ya no se atreven a preguntar por el paradero de la MSN porque lo conocen muy bien, especialmente en las últimas fechas, en las que Messi, Suárez y Neymar se salen.

Los nervios de Pedrerol son los nervios de Florentino

Y Pedrerol se puso anoche nervioso. ¿Cómo va a seguir vendiendo la moto del Real Madrid bueno y el Barça malo si los suyos no son capaces de eliminar al Celta de la Copa del Rey? En busca de más audiencia, se enfadó, se marchó del plató y dejó a sus invitados tirados por un error de un becario. Como en el Crackòvia. “Analizad esto vosotros, yo me voy. Hasta mañana, os quedáis con ellos”, dijo a la audiencia. Y se fue. Los nervios de Pedrerol son los nervios de Florentino Pérez. Ya se sabe que el popular periodista catalán afincado en el Real Madrid no da un paso sin consultarlo antes.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados