2016-07-12 21:07 Opinión Por: Administrador

"Ladrón de Oro": La banda de Pedrerol pierde los papeles y la vergüenza



Fede Peris El comportamiento de la Central Lechera, también conocida como Caverna rabiosa del madridismo o simplemente "los mariachis de Florentino", han demostrado en los últimos días el estado de descomposición diarreica que les generan los tripletes, dobletes y sextetes de Leo Messi vestido de azulgrana. Es tal su grado de frustración e impotencia que se agarran a lo que sea con tal de ensuciar su imagen. Lo de Hacienda ha servido para que sacaran todos los sapos que llevan acumulados en los intestinos durante años, los mismos años que llevan ellos mismos anunciando el fin de ciclo del Barça. ¿Seis, siete, ocho quizá? Y como no pueden con Messi y con lo que el Barcelona ha organizado en torno a Leo Messi, escupen su bilis contra todo lo que se mueva y no tenga color blanco. Messi es el centro de la diana. Joaquín Maroto, de As, lo compara con Isabel Pantoja, aunque no diga nada ni de Jose Mourinho, ni de Iker Casillas ni de Xabi Alonso. Curiosamente a los tres les pillaron engañando a Hacienda, pero - ¡oh, casualidad!- sólo cuando ya se habían ido del Real Madrid. Lo de estos tres se solucionó con una multa y "silenzio stampa", que esas cosas las hacen muy bien los gaiteros del poder establecido en el Bernabéu. Cuando hay que callar, se calla. Y cuando hay que rebuznar, se rebuzna. Lo que diga el guión. Es el caso de un tal Alfredo Duro, miembro de la cuadrilla organizada por Josep Pedrerol para ovacionar con las orejas al Real Madrid y calumniar al Barça: "Ya tenemos claro ganador del "Ladrón de Oro" de este año", ha escrito en twitter el caballero. Este tal Alfredo Duro no es más que un alumno aventajado de Josep Pedrerol en su academia antibarcelonista. Este Alfredo Duro se ha pasado de la raya y ha confirmado que en los programas de Pedrerol no existen los límites cuando se trata de calumniar al Barça. Todo vale. Y premio para el que la diga más gorda. De eso va. Nadie le llamará la atención. Al contrario, le felicitarán por poner a Leo Messi en su sitio, al contribuyente número uno al fisco español, al que ha pagado por sus irregularidades más de 50 millones de euros mientras en el Real Madrid todos se van de rositas, aunque fichajes de 90 millones luego sean de 110 o aunque fichajes de 60 millones se conviertan en 90. ¿Para qué investigar? Con el Real Madrid sólo se atreve la Unión Europea. Aquí, en España, palmas, palmitas de los gaiteros que son utilizados como peones útiles y a otra cosa mariposa, que hay que hablar de las catástrofes del Barça, que interesan más. Parece claro que el objetivo es cansar a Messi para que se largue. Si no pueden con él, se lo cargan al más puro estilo Pepe y punto pelota. Y se llaman periodistas.  "Ladrón de Oro", dice. ¡Qué pena! ¿Y dónde se habrá metido Alí Babá?    



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados